España 596 • Salta (Capital) - Argentina
C.P.: A4400ANL • Tel: (0387) 4214306
Horario: Lun a Vie de 9.00 a 12.00 hs
arzobispadosalta@arnet.com.ar

Pacto de Fidelidad 2014

Pacto de fidelidad 2014
Mensaje
15 de setiembre de 2014
Ef 6,18-20
SR 125,1-6
Mt 13,1-9
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 

I

 
¡Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos!
Unidos en el Espíritu y animados por Él estamos aquí. ¡Míranos, Señor del Milagro!.
Junto a tu Madre Bendita, María del Milagro, y en la profundidad de nuestras conciencias, purificadas por el caminar peregrino y por la Reconciliación celebrada, queremos encontrarnos contigo.
Desde la Eucaristía estamos ante Ti, frente a frente, corazón a corazón. Tú y yo, Tú y cada uno de nosotros, Tú y todos nosotros, tu Pueblo. Ese Pueblo del que no apartas tu amor, porque eres fiel, eres el sello, eres la Alianza, el Pacto irrevocable de parte del Padre.
Frente a Ti nos descubrimos tierra,
tierra seca por nuestros pecados, por nuestros rencores.
Tierra agrietada por la división en nuestras familias, por el enfrentamiento entre sectores, por la inequidad en nuestra sociedad, por la inseguridad en nuestros pueblos.
Tierra seca pero ávida, sedienta. Tierra sedienta de verdad, de amor y de vida.
Tierra que necesita el agua de tu Misericordia y la semilla de un tiempo nuevo. Tierra que te mira y te suplica: ¡Siembra, Señor, siembra!.
Siembra en el corazón de tu Pueblo, de todos y cada uno de nosotros, semillas que ese tiempo nuevo.
 
Necesitamos un fuerte espíritu de amistad social que transforme los vínculos entre los argentinos y nos permita ser Nación.
 Buscamos un nuevo espíritu marcado por la laboriosidad.
Queremos empeñarnos en ser ciudadanos de un mundo que debe ser cultivado a la medida de la persona humana.
 
 
 
II
 
Necesitamos recuperar la amistad social. Sólo la amistad social reúne a los hombres de acuerdo a su condición de personas e hijos de Dios dando vida a la cultura del encuentro. No es suficiente distribuir bienes, es preciso comunicar lo mejor de cada uno de nosotros a los demás y que esta comunicación sea recíproca. Entonces circulará la amistad social que devolverá salud al tejido de nuestras comunidades.
 
Para nosotros, cristianos, que profesamos nuestra fe en Dios, Padre todopoderoso, la exigencia de la amistad se eleva a un compromiso de fraternidad social. Ciudadanos de este mundo, no podemos mirar al otro sino como hermano, porque así lo mira el Padre.
 
La amistad social se sustenta en el  cultivo de la justicia. Y la justicia necesita del respeto de todos a la ley. La vigencia de la ley es garantía de justicia para todos, sobre todo para los más débiles, para los pobres. Necesitamos recuperar la conciencia del valor de la ley como marco que humaniza los vínculos y vencer el imperio de una “ley de la selva” que eleva al astuto, premia al prepotente, pondera al depredador (sean éstos personas o grupos). Hemos de respetar la ley que mira al bien común, integra  al débil, eleva al pobre y favorece la equidad.
 
¡Cuánto compromete esto al gobernante, al legislador, al ciudadano!. Porque, ¡cuánto daño se hace al proponer o aprobar leyes sólo porque son políticamente correctas sin importar el bien común, no sólo de las generaciones presentes sino también pensando en el bien de los hijos y nietos! ¡Cómo se deteriora una sociedad en la que predomina la viveza astuta por encima de la honestidad constructiva!.  Nuestra es, queridos hermanos, la responsabilidad de ser sal y luz en el quehacer diario para rehacer el tejido social de nuestra Nación y de nuestra comunidad.
 
Se trata de un compromiso que brota de nuestra fe en Cristo, que amó a su patria hasta derramar lágrimas sobre Jerusalén. Porque nuestra fe ilumina y transforma la vida ciudadana.  Nuestra fe da vida a la preocupación por el desarrollo integral de todos los hermanos, en particular de los mas pobres. Se trata de una cuestión de solidaridad; de una solidaridad que va más allá de algunos actos y crea “una nueva mentalidad que piensa en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos”[1]. Nuestro compromiso con los pobres no consiste exclusivamente en acciones o en programas de promoción y asistencia, sino ante todo en una atención puesta en el otro considerándolo como uno conmigo... Cuando amamos de veras a los pobres, al estilo de Jesús, dice el Papa Francisco, lo estimamos como de alto valor. Por ello la opción por los pobres no es cuestión de ideología sino es cuestión de mirada, es cuestión de fe. Desde allí, desde nuestra fe,  no podemos utilizar a los pobres al servicio de intereses personales o políticos[2]
 
III
 
Buscamos recrear el espíritu de laboriosidad basado en una fuerte conciencia de la dignidad del trabajo. Ayúdanos, Señor, a ser audaces en  la creación de fuentes de trabajo. Incluir en la sociedad supone cultivar la libertad y la dignidad de cada uno. Poder descubrirse cada día como alguien capaz de comer su propio pan “fruto de la tierra y del trabajo del hombre” y no de la dádiva que humilla, es un derecho humano y una responsabilidad de todos y de cada uno. Concede a quien diste la vocación y los dones para emprender, para ser empresario, la mirada y la audacia para generar trabajo, cuidando la dignidad del trabajador con el pago del justo salario. Esto es también responsabilidad del funcionario. Que el que tiene trabajo lo cuide y lo dignifique con su superación, con su calidad, con su fraternidad. Que la sociedad reconozca y premie al que trabaja, no al que especula, engaña o roba. Esta, nuestra tierra bendita, reclama el trabajo. Junto al trabajo, la educación es una tarea que sostiene el presente y asegura el futuro. Nuestros niños y jóvenes tienen derecho a una educación de calidad. Que los mayores, familias, Estado, educadores, Iglesias, todos, nos comprometamos para incluir educando.
 
En nuestros días se pretende instalar una mirada que ve la educación religiosa en la escuela como un retroceso. Permítanme decirles: ¡No teman!. Para la Iglesia la educación religiosa escolar no es una cuestión de proselitismo, de ninguna manera. Sólo se pretende servir a la humanización de la educación. Que un niño descubra el sentido de lo que estudia y de lo que vive no contribuye a convertirlo en un ser crédulo sino, por el contrario, en un ser más libre. ¡No teman!.
 
 
IV
 
Queremos crecer en una clara conciencia de ciudadanía con el mundo, con la historia , con Dios. Si en el origen constitucional de nuestra historia Argentina se mira a sí misma abierta a todos los hombres del  mundo que quieran habitar en ella, Salta aparece como lugar del encuentro desde su origen como ciudad y como sede de una Iglesia particular. El buen trato, la amabilidad, el respeto son herencias preciosas de nuestros mayores que han hecho de la Linda, la ciudad del encuentro y la cordialidad. La fe en el Señor, el Dios fiel que nos acompaña en su imagen del Milagro transforma cada día estos vínculos en semilla de fraternidad. Por ello, celebrar el Milagro es sabernos más hijos.
 
Esto no es un slogan turístico. Es un desafío y un ofrecimiento. Un desafío a crecer como familia y como pueblo; un ofrecimiento a descubrir, de cara al Señor de la vida, que somos hermanos.
 
Desde esta tierra del encuentro quiero dirigirme a los hermanos que luchan por liberarse del flagelo de la droga. En nombre del dolor de tu tata, del sufrimiento de tu madre, lucha para salir. Al que vende quiero decirle: No puedes comer y progresar sobre los cadáveres de jóvenes que se nos mueren. A los que trafican les digo: ¡Paren la mano!. No podemos construir un mundo de gente que se arrastra por un vicio maldito.
 
            A ustedes, hermanos peregrinos. A ustedes, hermanos devotos del Señor y de la Virgen, los que están aquí y los que nos visitan a lo largo del año, les decimos: ¡gracias! porque nos recuerdan que somos ciudad del encuentro y nos enriquecen. Gracias por venir, gracias por animarnos. Llévense del Señor todo el amor que Él les quiere dar, de la Virgen el tierno abrazo de la madre fiel e intercesora. Llévense, de cada cristiano de Salta, de cada salteño, el corazón que les dice: Hasta la próxima.
 
            Gracias, queridos jóvenes, por su protagonismo en este Milagro. Servidores, peregrinos, rezando, trabajando, cantando, sirviendo han compartido alegría. También gracias a Ustedes podemos decirle al Señor: Señor, nos vamos contentos. ¿Cómo no estarlo si contamos contigo?.
 
            Permítanme, en este momento, unirme a la familia del Señor Gobernador que ha sido visitada por el dolor de la pérdida de un sobrino. También a la familia de la jovencita que ha fallecido en el mismo accidente de tránsito y a los otros chicos y sus familias. Con ellos nos unimos a todas las familias que han perdido a sus hijos o hermanos jóvenes, a las madres del dolor, a todos.
 
            Volvemos a mirarte, Señor, y al agradecerte porque siembras la vida y la alegría en nuestro corazón, desde la alegría profunda escuchamos a tu Madre: ¡Argentina, levántate y camina! corazón a corazón.
 
Nos ponemos en marcha. ¡Contentos, Señor, contentos!.
 
 
                                                                        Mario Cargnello
                                                                                              Arzobispo de Salta
 
 
 


[1] FRANCISCO, Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium –EG- 188.
[2] Cfr. EG 200

Leer Más >>

:: Novedades

Movida Misionera Juvenil

25 de Octubre de 2014

Leer Más >>

separador

Fiestas Patronales en honor a Nuestra Señora de la Merced en en la Localidad de la Merced

28 de Septiembre de 2014

Leer Más >>

separador

Fiestas Patronales en honor a Nuestra Señora de la Merced en Parroquia San Juan Bautista de la Merced

28 de Septiembre de 2014

Leer Más >>

separador

Fiestas Patronales en honor a Nuestra Señora de las Mercedes en el Carril

28 de Septiembre de 2014

Leer Más >>

separador

Fiesta Patronal en honor a San Pio de Pietrelcina

27 de Septiembre de 2014

Leer Más >>

separador

Día del turismo

25 de Septiembre de 2014

Leer Más >>

separador

50 años de Casita de Belén - Cena Show

25 de Septiembre de 2014

Leer Más >>

separador

Se acerca un nuevo Milagrito en Campo Santo.

21 de Septiembre de 2014

Leer Más >>

separador

Fiestas Patronales en honor al Señor y Virgen del Milagro en Barrio Ciudad del Milagro

21 de Septiembre de 2014

Leer Más >>

separador

Mes de la Biblia en Salta

20 de Septiembre de 2014

Leer Más >>

separador

Ver todas las noticias >>

Galería de Fotos Arquidiocesis de Salta



Titulo Misas

Santuario del Señor de Sumalao

Santuario Sumalao

Se invita a la comunidad arquidiocesana a la Cele- bración de la Santa Misa en el Santuario del Señor de Sumalao todos primeros domingos de mes, a las 17 hs.

Misa por los enfermos


Foto Iglesia La Merced Salta Capital

Los días 11 de cada mes, a las 19.30 hs. se celebrará la Santa Misa por los en- fermos, en memoria de Nuestra Señora de Lourdes en Parroquia San Juan Bautista de la Merced en Caseros 857.

Santa Misa por TV


Foto Parroquia Ntra. Sra. de La Candelaria

La Santa Misa celebrada en la Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria de la Viña de la ciudad de Salta es transmitida los días domingos por Canal 11, ‘Somos Salta’ de Cable- visión y Canal 4 de Cable Express (10 hs.)

Memoria al Señor y Virgen del Milagro

Foto Catedral Basílica Señor y Virgen del Milagro

Los días 13 de cada mes, Catedral Basílica de Salta invita a realizar nuestra memoria agradecida al Señor y Virgen del Milagro por su constante amor y protección al pueblo de Salta.




España 596 - C.P.: A4400ANL • Salta (Capital) - Argentina
Tel: (0387) 4214306 / 4212868 - Tel/Fax: (0387) 4213101 - arzobispadosalta@arnet.com.ar